Suscríbete a CLARIDAD

Los datos personales que se soliciten a los usuarios o que se faciliten de modo voluntario a través de este sitio Web​ están sujetos a esta clausula de información de suscripción. [Leer +]
Email address
Nombre
Apellido
Confirmar la suscripción
Secure and Spam free...

UNA PUBLICACIÓN DE UGT

≡ Menu
≡ Menu

Negociación colectiva, eje esencial para la igualdad laboral

Cristina Antoñanzas – Vicesecretaria General de la Unión General de Trabajadores

El binomio “trabajo y economía”, resulta evidente que se encuentran estrechamente ligados e interrelacionados entre sí. Sin embargo, hombres y mujeres no realizan los mismos trabajos, ni ocupan el tiempo ni el espacio económico de la misma forma, ni al mismo nivel.

El trabajo no retribuido, como el doméstico y el de cuidado familiar, es desempeñado fundamentalmente por las mujeres. Su acceso al mercado laboral no se realiza en las mismas condiciones que el de los hombres; trabajan en sectores de actividad y ocupaciones menos valorados y peor retribuidos; tienen mayores dificultades que los hombres para acceder a puestos directivos y de toma de decisiones, y no ocupan estos puestos de forma equitativa aun teniendo una formación y preparación más que adecuada para ello; sus condiciones de trabajo son más precarias, perciben un salario inferior al de los hombres por trabajos de igual valor, obtienen una menor protección social y padecen mayores niveles de empobrecimiento y de exclusión social. La infravaloración del trabajo que realizan las mujeres, y la división de roles, marcan las desigualdades de participación en el mercado de trabajo de las mujeres.

No obstante la igualdad entre mujeres y hombres, además de ser  un derecho fundamental y una cuestión de justicia, constituye una necesidad social y de nuestra economía. Un modelo de competitividad empresarial basado en la calidad de los productos y los servicios no es posible sin que exista una igualdad real en los centros de trabajo.

Las modificaciones legales adoptadas en nuestro país en los últimos años han supuesto un importante incremento del empleo precario y bajos salarios, afectando especialmente a las mujeres

Sin embargo, las modificaciones legales adoptadas en nuestro país en los últimos años han supuesto un importante incremento del empleo precario y bajos salarios, afectando especialmente a las mujeres quienes están viendo como su situación de desigualdad en el mercado laboral, repunta de nuevo.

La Ley 3/2007 para la Igualdad efectiva entre mujeres y hombres dotó a la negociación colectiva de un importante instrumento para avanzar en hacer efectiva la igualdad de género en las empresas, como es la adopción de medidas y planes de igualdad. Los planes de igualdad son una buena opción para implementar medidas que garanticen un trato igualitario en el empleo de mujeres y hombres, pero la falta de compromiso de las empresas en algunos casos y la falta de medidas sancionadoras efectivas, junto con una Inspección de Trabajo mermada en recursos económicos y humanos, han dejado casi sin efecto el cumplimiento de la Ley en esta materia. Por otra parte, para su gestión en las medianas y grandes empresas, es necesaria la creación de comisiones de igualdad a través de las cuales se establecen los mecanismos de participación sindical permanente y de evaluación periódica de los planes, y esto no siempre ocurre.

La falta de compromiso de las empresas en algunos casos y la falta de medidas sancionadoras efectivas, junto con una Inspección de Trabajo mermada en recursos económicos y humanos, han dejado casi sin efecto el cumplimiento de la Ley en esta materia

No podemos obviar que la realidad difiere mucho de unas empresas a otras, y que no en todos los casos se cuenta con la misma capacidad por parte de la representación sindical para hacer reales y efectivos estos derechos a través de la negociación colectiva. La realidad de las grandes empresas es muy distinta de la de las medianas y pequeñas. Nuestro reto es que la negociación colectiva en esta materia pueda extenderse a todas y cada una de las empresas, independientemente de su tamaño, sector o actividad.

Lograr la eliminación de la discriminación por razón de sexo y reducir la brecha de género en las relaciones laborales, en el acceso al empleo, en la calidad de las contrataciones, en los salarios, en la conciliación y la corresponsabilidad de la vida laboral y profesional, en la ocupación de puestos de responsabilidad, y en la eliminación de la violencia de género, sigue siendo un reto pendiente, tal y como las estadísticas constatan año tras año. Para lograr estos fines, resulta imprescindible garantizar la negociación colectiva, así como el papel esencial e insustituible del sindicato como interlocutor en la negociación colectiva.

Print Friendly, PDF & Email
{ 7 Comentarios… add one }
  • Pepe 13 marzo, 2018, 9:10 am

    Ha llegado el momento de que se haga realidad el tránsito a un verdadero estado de igualdad social. Lo importante no es sólo que llegue, sino que llegue cuanto antes, que el 8M acelere el proceso gracias a la toma de conciencia por parte de todos y todas.
    Trabajo en una gran empresa que nunca ha tenido en cuenta la igualdad. Aunque en los últimos años se daban pequeños pasitos para que fuera más real, lo cierto es que queda mucho camino hasta que nis compañeras sean tratadas como yo mismo.

  • Maria Pontevedra 14 marzo, 2018, 4:42 pm

    Cristina las mujeres no podemos seguir así. Cada día trabajo pa alcanzar una vida buena pero hay el techo de cristal que no me deja ver toda la luz como dicen Quiero hijos pero no ay quien pueda permitirselo. ojalá todo mejore rápido pues la situación es inaguantable. O en paro o con trabajos asquerosos siempre estamos.

  • Carlos Muñoz 21 marzo, 2018, 1:48 pm

    Totalmente de acuerdo Cristina, necesitamos la igualdad como un hecho y no solo un dicho y para ello deberíamos empezar a aplicar todos esos estándares de concordancia con la palabra “feminista”.
    Esperemos que UGT nos ayude a conseguirlo.

  • Liahbeby 23 marzo, 2018, 4:57 am

    Exactamente! Me parece esto la idea excelente. Soy conforme con Ud.
    Picked up in a supermarket

  • Gonzalo Ruiz 23 marzo, 2018, 10:43 am

    El sindicalismo tiene que darle una buelta a su modelo. esto de apuntarse a todas las manifestaciones y reivindicaciones es muy sencillo. Con los funcionarios, con las mujeres… Ahora con los jubilados también, en primera fila, no?

  • Beltran 28 marzo, 2018, 1:01 pm

    La negociacion colectiva esta muy bien, pero a los autónomos ¿quién nos ayuda en esto? Los funcionarios han conseguido que les suban la paga, los jubilados parece que también… Qué solos estamos!!!

  • XYZ99 Top 28 marzo, 2018, 2:22 pm

    Me gusta lo que escribes. Soy feminista y creo que las mujeres no debéis de bajar los brazos, si lo hacéis vais a fracasar en la lucha por la igualdad. Las empresas deben colaborar y ser las primeras comprometidas.

Enviar un Comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Suscríbete a CLARIDAD

Los datos personales que se soliciten a los usuarios o que se faciliten de modo voluntario a través de este sitio Web​ están sujetos a esta clausula de información de suscripción. [Leer +]
Email address
Nombre
Apellido
Confirmar la suscripción
Secure and Spam free...